Si has seguido el proceso de construcción de este bajo, ya sabrás que se trata de un instrumento hecho a mano por uno de los mejores luthiers del mundo, Chris Larkin.

Hemos vendido ya unos cuantos bajos de Chris, pero me atrevería a decir que este es el mejor que hemos tenido hasta ahora. Las maderas y el cuidado proceso de construcción son los mismos de siempre, pero este bajo es uno de los primeros en los que Chris ha usado unos refuerzos de fibra de carbono a lo largo del mástil, lo cual le ha permitido hacer un perfil de mástil ligeramente más fino que resulta increíblemente cómodo para la mano izquierda en cualquier posición. A eso hay que unirle el hecho de que los trastes pequeños (tipo mandolina) permiten unos arrastres arriba y abajo del mástil mucho más suaves de lo habitual (casi como si fuera un bajo sin trastes), y tenemos como resultado un bajo que se toca solo (bueno, o casi...).
La acción o altura de cuerdas se puede ajustar realmente baja, de modo que es un bajo que te permite concentrarte en lo que quieres tocar en vez de tener que luchar con el instrumento.

Las pastillas Basslines tienen una disposición interna de los imanes en formato Precision, así que aunque veas las carcasas en forma rectangular, en realidad se trata de pastillas tipo Precision, en este caso activas. Las pastillas ofrecen un sonido sólido, redondo y muy poco coloreado, ideal para fans del sonido "plano" o para procesarlas posteriormente (bien con el previo interno, bien con pedales y unidades externas).
El previo Aguilar OBP-3 de 3 bandas realmente le saca todo el jugo a estas pastillas. Los graves y agudos hacen exactamente lo que esperas de ellos, pero sin rastro del barro o el ruido de fondo que estas dos bandas añaden en otros casos. Los medios están centrados en 400Hz (el previo Aguilar permite fijarlos en esa frecuencia, o en 800Hz, o instalar un potenciómetro extra para funcionar como un semiparamétrico y elegir cualquier frecuencia entre 400 y 800Hz).
Se puede obtener fácilmente desde un sonido demoledor de slap (realzando graves y agudos), hasta uno súper incisivo (Jaco) con la pastilla del puente y un ligero realce de medios.
La pastilla del mástil (a veces olvidada) es digna de mención: con un toque de agudos, esta pastilla produce un sonido casi piezo con un sabor claramente acústico. Sin embargo, un ligero recorte de agudos y realce de graves y medios, y se convierte en un sonido Precision de libro.

El cuerpo es de álamo súper ligero, y la tapa de Redwood (sequoia) es sencillamente espectacular.
El acabado tipo "seda" propio de Chris hace que tocar este bajo sea una experiencia muy agradable.

En resumen, un todo terreno que además clava algunos de los sonidos más utilizados y buscados, con un peso ligero, estética preciosa (para mí) y súper fácil de tocar. ¿Qué más razones necesitas?



Bajo Chris Larkin Reacter 5B
- 5 cuerdas (35 pulgadas)
- trastes finos (siguiendo la idea de Leland Sklar, para facilitar los arrastres y el vibrato).
- Cuerpo de álamo muy ligero, con mástil de la misma madera y tiras de arce encolado al cuerpo
- Pastillas Basslines y circuito Aguilar OBP-3
- Tapa de Redwood espectacular

Chris Larkin 5B Sequoia

Chris Larkin 5B Sequoia
Controles  -
Controles
Cuerpo -
Cuerpo
Detrás -
Detrás
Entero  -
Entero
Pala -
Pala
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 10 más 8? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador