La firma Status es sin duda una de las más legendarias en Europa, por su trayectoria, innovación y por supuesto, calidad de sus productos.

Desde principios de los 80, la marca británica con Rob Green al frente ha estado construyendo bajos caracterizados por dos elementos que en su día fueron absolutamente innovadores: el uso del grafito para la construcción de los mástiles de sus bajos, y el diseño sin pala, con afinación en el puente.

Más de 25 años después, Rob Green sigue al frente de Status, y demuestra que sus ideas no sólo han aguantado el paso del tiempo, sino que en gran medida han sido adoptadas por la industria.

Evidentemene, a lo largo de todos estos años Status ha producido una gran cantidad de modelos, desde los que se construían 100% en grafito, hasta otros con un concepto y construcción mucho más tradicional, donde el grafito sólo actúa como refuerzo del mástil en forma de láminas dentro de este (una técnica que ahora usan marcas como Fender y muchos luthiers). También llevan ya muchos años ofreciendo bajos con pala, aunque los modelos "headless" siguen siendo unos de los que más les demandan.

Una de las características del grafito es que ofrece una respuesta acústica muy uniforme, tendiendo a igualar el volumen de todas las notas y todas las cuerdas, dando como resultado un bajo con una consistencia envidiable. Si has sufrido alguna vez un bajo con problemas de "notas muertas" (si tienes un Fender antiguo, seguramente sabrás de qué estamos hablando), te alegrarás de saber que el grafito no sufre de este desagradable fenómeno. Las notas muertas se producen al coincidir la resnonancia natural de la madera del mástil con el armónico de una nota en particular, haciendo que dicha nota se cancele en parte, dando como resultado una nota de volumen mucho más bajo. Este problema puede ir desde leve a absolutamente desastroso (cuando impide tocar ciertas notas). Por las características del grafito (la resonancia de este material se localiza en frecuencias mucho más agudas), el fenómeno de las notas muertas es prácticamente inexistente, o al menos no perceptible por el oído humano.

Otra de las ventajas del grafito es que es mucho más estable frente a cambios de temperatura y/o humedad. Ese es el motivo por el que muchos bajistas profesionales que viajan mucho y a lugares muy variados, acaban eligiendo un Status como el úncio instrumento capaz de soportar esos cambios con poco o nulo movimiento del mástil.

Por supuesto, los mástiles de Status llevan un alma de doble sentido, porque además de tener que ajustarlo ocasionalmente debido a un cambio de temperatura y/o humedad, cada bajista tiene un ataque y un modo de tocar, y no existe algo como un ajuste universal, sino que cada uno tiene sus preferencias, y ahí es donde el ajuste del mástil es vital.
En Doctorbass.net hemos decidido tener siempre en stock varios de estos maravillosos instrumentos.

STATUS KINGBASS STANDARD 5


El bajo que ves aquí es el Kingbass Standard, y debe su nombre al gran bajista Mark King de la banda británica Level 42, banda que cosechó numerosos éxitos en la década de los 80 y 90 con una música a camino entre el funk y el pop británico más sofisticado de la época. Mark King destacó en esa década como uno de los pocos bajistas y vocalistas líderes de una banda que era capaz de hacer unas líneas de bajo realmente interesantes y complejas (todavía se le considera como uno de los mejores bajistas de la técnica del slap). A su mérito como bajista y vocalista hay que añadir el hecho de que al incorporar esas líneas de bajo espectaculares en canciones "comerciales", mucha gente se dio cuenta de la existencia de este instrumento, y de que se podía usar de modos diferentes al tradicional de rock o jazz.

A lo que vamos: el Kingbass Standard ha sido co-diseñado entre el propio Mark King y Rob Green, tomando elementos de los bajos preferidos por King, como son Alembic, Jaydee, Goodfellow, y por supuesto los propios Status que Mark King utilizó en aquella época con asiduidad.

El elegante diseño de doble cutaway simétrico sorprende de verdad, ya que es uno de los pocos bajos del mercado con esa forma. Para este modelo hemos elegido un cuerpo de nogal y una tapa de cocoblo espectacular.

Dentro de la gama Kingbass hay diferentes versiones. El modelo Standard que aquí te presentamos consiste en un mástil atornillado de grafito y un diseño sin pala.

El mástil tiene una escala de 34" y 24 trastes. Pocos bajos de 34" hacen gala de un Si grave como el de Status: no sólo suena fuerte y claro, sino que además se integra con el resto de cuerdas a la perfección, gracias a la consistencia sonora del grafito.

Si nunca ha tocado un bajo con mástil de grafito, la primera sensación es un poco más fría que la madera, pero gracias a los excelentes acabados de Status, enseguida notas que es un mástil hecho para tocarlo horas y horas con comodidad, donde los dedos parecen ir solos prácticamente.

Dos pastillas Status Humbucker de alto nivel de salida son controladas por un circuito Status de 3 bandas de EQ (con controles de Graves y Agudos con realce y recorte, y medios variables, con selector de realce o recorte de la frecuencia seleccionada). Se usan dos pilas para alimentar el sistema; con una fuente de alimentación de 18 Voltios, el headroom aumenta notablemente, de modo que se garantiza siempre el sonido más limpio y libre de ruido y distorsión posible.

Conectado directamente a un ampli, este bajo tiene una pegada y ataque increíbles, así como una notable definición de nota. Incluso los acordes suenan claros y se distingue cada nota exactamente (el puente Monorail también ayuda a la hora de "separar" la respuesta de cada cuerda). Lo que obtenemos es el tipo de sonido que parece querer saltar del bajo, invitándonos a usar cualquier técnica que se nos ocurra.

Lo curioso del caso es que aunque los Status (y el modelo de Mark King especialmente) tengan un sonido de Slap excepcionalmente bueno, cualquier otra técnica que uses suena realmente bien. Es como si todo en este instrumento está hecho para sacar lo mejor del bajista que lo está tocando. Si tocas con dedos, disfrutarás de unos medios graves que rugen y unos agudos que destacan en su justa medida. Haciendo tapping, la definición de las notas y el ataque son de primera, e incluso tocado con púa (sobre todo con la pastilla del mástil) obtienes unos resultados estupendos, en onda Precision pero con un toque extra de ese sonido ronco que tan bien le va al rock, y que está pidiendo a gritos un pequeño toque de saturación.

Si bien es cierto que el mástil de grafito le da a este bajo un sonido ligeramente más "artificial" que un bajo entero de madera, resulta que en la práctica eso sólo se aprecia cuando estás probando el bajo en un ampli tú solo, sin banda. Sin embargo, cuando sales a directo con él, ten por seguro que el técnico de sonido te va a felicitar, ya que le habrás facilitado mucho su labor. Se trata de un sonido que empasta increíblemente bien en una banda, ya sea un trío o una banda de 12 músicos con metales, teclados, etc. La gran definición de medios que tienen los Status hace que el sonido sea realmente fácil de sacar por un equipo grande, sin los típicos problemas de falta de empaste y "sonido borroso" que otros bajos parecen no poder evitar.

Por último, queremos destacar que aunque puedes usar el calibre de cuerdas que quieras, no dejes de darles una oportunidad a las excelentes cuerdas Status que vienen de serie. Por algún motivo (el grafito de nuevo, sin duda), en los bajos Status puedes usar cuerdas más finas de lo habitual, y no pierdes cuerpo. De hecho, el bajo viene de fábrica con cuerdas 35-115 (has leído bien), y el bajo no sólo suena espectacular, sino que además se toca increíblemente fácil. Este mismo calibre en un bajo tipo Fender sonaría casi ridículo, pero en los Status funcionan realmente bien.

El diseño sin pala te puede gustar o no, pero tiene un par de ventajas: puedes llevar el bajo en una funda o estuche de guitarra, y además el sistema de afinación en el puente tiene una precisión mayor a los sistemas de afinación tradicional. Otra ventaja es la tremenda estabilidad de afinación. Son los bajos que menos se desafinan, con mucha diferencia.

¡Ah!, y si alguna vez has oído que los bajos sin pala tienen poco sustain, sólo tienes que tocar una cuerda de este bajo al aire: pocos bajos tienen un sustain tan largo. ¡Impresionante!

Este mismo bajo nos lo puedes encargar en versión de 4 ó 6 cuerdas, sin trastes y con pala.

Status Kingbass Standard 5

Cuerpo: Nogal
Tapa: Cocobolo
Mástil: Grafito
Diapasón: Phenolic
Construcción: Atornillado
Trastes: 24
Pastillas: Status Hyperactive x2
Electrónica: Activa: Status
Controles: Volumen, Balance, EQ fija 2 bandas y 1 banda semiparamétrica con switch para realce o recorte
Separación de cuerdas en el puente (mm): 18mm
Escala (pulgadas): 34"
Lo sentimos, este producto ha sido vendido y no se encuentra actualmente en nuestro stock. Si quieres pedir un producto igual o similar por favor ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Status Kingbass Standard 5

STATUS GRAPHITE  

La firma Status es sin duda una de las más legendarias en Europa, por su trayectoria, innovación y por supuesto, calidad de sus productos.

Desde principios de los 80, la marca británica con Rob Green al frente ha estado construyendo bajos caracterizados por dos elementos que en su día fueron absolutamente innovadores: el uso del grafito para la construcción de los mástiles de sus bajos, y el diseño sin pala, con afinación en el puente.

Más de 25 años después, Rob Green sigue al frente de Status, y demuestra que sus ideas no sólo han aguantado el paso del tiempo, sino que en gran medida han sido adoptadas por la industria.

Evidentemene, a lo largo de todos estos años Status ha producido una gran cantidad de modelos, desde los que se construían 100% en grafito, hasta otros con un concepto y construcción mucho más tradicional, donde el grafito sólo actúa como refuerzo del mástil en forma de láminas dentro de este (una técnica que ahora usan marcas como Fender y muchos luthiers). También llevan ya muchos años ofreciendo bajos con pala, aunque los modelos "headless" siguen siendo unos de los que más les demandan.

Una de las características del grafito es que ofrece una respuesta acústica muy uniforme, tendiendo a igualar el volumen de todas las notas y todas las cuerdas, dando como resultado un bajo con una consistencia envidiable. Si has sufrido alguna vez un bajo con problemas de "notas muertas" (si tienes un Fender antiguo, seguramente sabrás de qué estamos hablando), te alegrarás de saber que el grafito no sufre de este desagradable fenómeno. Las notas muertas se producen al coincidir la resnonancia natural de la madera del mástil con el armónico de una nota en particular, haciendo que dicha nota se cancele en parte, dando como resultado una nota de volumen mucho más bajo. Este problema puede ir desde leve a absolutamente desastroso (cuando impide tocar ciertas notas). Por las características del grafito (la resonancia de este material se localiza en frecuencias mucho más agudas), el fenómeno de las notas muertas es prácticamente inexistente, o al menos inaudible.

Otra de las ventajas del grafito es que es mucho más estable frente a cambios de temperatura y/o humedad. Ese es el motivo por el que muchos bajistas profesionales que viajan mucho y a lugares muy variados, acaban eligiendo un Status como el úncio instrumento capaz de soportar esos cambios con poco o nulo movimiento del mástil.

Por supuesto, los mástiles de Status llevan un alma de doble sentido, porque además de tener que ajustarlo ocasionalmente debido a un cambio de temperatura y/o humedad, cada bajista tiene un ataque y un modo de tocar, y no existe algo como un ajuste universal, sino que cada uno tiene sus preferencias, y ahí es donde el ajuste del mástil es vital.

En Doctorbass.net hemos decidido tener siempre en stock varios de estos maravillosos instrumentos.

STATUS KINGBASS STANDARD 5

El bajo que ves aquí es el Kingbass Standard, y debe su nombre al gran bajista Mark King de la banda británica Level 42, banda que cosechó numerosos éxitos en la década de los 80 y 90 con una música a camino entre el funk y el pop británico más sofisticado de la época. Mark King destacó en esa década como uno de los pocos bajistas y vocalistas líderes de una banda que era capaz de hacer unas líneas de bajo realmente interesantes y complejas (todavía se le considera como una de las grandes influencias del slap). A su mérito como bajista y vocalista hay que añadir el hecho de que al incorporar esas líneas de bajo espectaculares en canciones "comerciales", mucha gente se dio cuenta de la existencia de este instrumento, y de que se podía usar de modos diferentes al tradicional de rock o jazz.

A lo que vamos: el Kingbass Standard ha sido co-diseñado entre el propio Mark King y Rob Green, tomando elementos de los bajos preferidos por King, como son Alembic, Jaydee, Goodfellow, y por supuesto los propios Status que Mark King utilizó en aquella época con asiduidad.


El elegante diseño de doble cutaway simétrico sorprende de verdad, ya que es uno de los pocos bajos del mercado con esa forma. Para este modelo hemos elegido un cuerpo de nogal y una tapa de cocoblo espectacular.

Dentro de la gama Kingbass hay diferentes versiones. El modelo Standard que aquí te presentamos consiste en un mástil atornillado de grafito y un diseño sin pala.

El mástil tiene una escala de 34" y 24 trastes. Pocos bajos de 34" hacen gala de un Si grave como el de Status: no sólo suena fuerte y claro, sino que además se integra con el resto de cuerdas a la perfección, gracias a la consistencia sonoda del grafito.

Si nunca ha tocado un bajo con mástil de grafito, la primera sensación es un poco más fría que la madera, pero gracias a los excelentes acabados de Status, enseguida notas que es un mástil hecho para tocarlo horas y horas con comodidad, donde los dedos parecen ir solos prácticamente.

Dos pastillas Status Humbucker de alto nivel de salida son controladas por un circuito Status de 3 bandas de EQ (con controles de Graves y Agudos con realce y recorte, y medios variables, con selector de realce o recorte de la frecuencia seleccionada). Se usan dos pilas para alimentar el sistema; con una fuente de alimentación de 18 Voltios, el headroom aumenta notablemente, de modo que se garantiza siempre el sonido más limpio y libre de ruido y distorsión posible.

Conectado directamente a un ampli, este bajo tiene una pegada y ataque increíbles, así como una notable definición de nota. Incluso los acordes suenan claros y se distingue cada nota exactamente (el puente Monorail también ayuda a la hora de "separar" la respuesta de cada cuerda). Lo que obtenemos es el tipo de sonido que parece querer saltar del bajo, invitándonos a usar cualquier técnica que se nos ocurra.

Lo curioso del caso es que aunque los Status (y el modelo de Mark King especialmente) tengan un sonido de Slap excepcionalmente bueno, cualquier otra técnica que uses suena realmente increíble. Es como si todo en este instrumento está hecho para sacar lo mejor del bajista que lo está tocando. Si tocas con dedos, disfrutarás de unos medios graves que rugen y unos agudos que destacan en su justa medida. Haciendo tapping, la definición de las notas y el ataque son de primera, e incluso tocado con púa (sobre todo con la pastilla del mástil) obtienes unos resultados estupendos, en onda Precision pero con un toque extra de ese sonido ronco que tan bien le va al rock, y que está pidiendo a gritos un pequeño toque de saturación.

Si bien es cierto que el mástil de grafito le da a este bajo un sonido ligeramente más "artificial" que un bajo entero de madera, resulta que en la práctica eso sólo se aprecia cuando estás probando el bajo solo en un ampli. Sin embargo, cuando sales a directo con él, ten por seguro que el técnico de sonido te va a felicitar, ya que le habrás facilitado mucho su labor. Se trata de un sonido que empasta increíblemente bien en una banda, ya sea un trío o una banda de 12 músicos con metales, teclados, etc. La gran definición de medios que tienen los Status hace que el sonido sea realmente fácil de sacar por un equipo grande, sin los típicos problemas de falta de empaste y "sonido borroso" que otros bajos parecen no poder evitar.

Por último, queremos destacar que aunque puedes usar el calibre de cuerdas que quieras, no dejes de darles una oportunidad a las excelentes cuerdas Status que vienen de serie. Por algún motivo (el grafito de nuevo, sin duda), en los bajos Status puedes usar cuerdas más finas de lo habitual, y no pierdes cuerpo. De hecho, el bajo viene de fábrica con cuerdas 35-115 (has leído bien), y el bajo no sólo suena espectacular, sino que además se toca como mantequilla. Este mismo calibre en un bajo tipo Fender sonaría casi ridículo, pero en los Status funcionan realmente bien.

El diseño sin pala te puede gustar o no, pero tiene un par de ventajas: puedes llevar el bajo en una funda o estuche de guitarra, y además el sistema de afinación en el puente tiene una precisión mayor a los sistemas de afinación tradicional.

¡Ah!, y si alguna vez has oído que los bajos sin pala tienen poco sustain, sólo tienes que tocar una cuerda de este bajo al aire: puedes ir a tomarte un café y al volver todavía estará sonando (es una forma de hablar ;-)

Este mismo bajo nos lo puedes encargar en versión de 4 ó 6 cuerdas, sin trastes y con pala.


Enlace web http://www.status-graphite.com/status/carts3/frames/frame3.htm

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 9 más 8? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador