¿Una pantalla autoamplificada sin más? No, mucho más. Sigue leyendo.

Aunque Roland sea una marca más conocida por ser líder en el diseño y la producción de sintetizadores, sistemas de grabación, pedales y efectos, y un pargo etc., sin duda su trayectoria como fabricantes de amplificadores de alta calidad viene de muy atrás.

Desde los legendarios y ultracompactos Cube para bajo (que hoy día todavía se ven en pequeños escenarios, a menudo usados por guitarristas de Jazz), hasta las más recientes series DB, Roland siempre ha aportado algo interesante para los bajistas.

Las buenas noticias es que Roland no ha escatimado en nada a la hora de concebir estos amplis, y se nota que están diseñados para el uso diario en cantidad de situaciones prácticas.

El modelo D-BASS 115X que ves aquí es una pantalla autoamplificada que entrega nada menos que 330W absolutamente nítidos y potentes. La unidad cuenta con un altavoz de 15" de neodimio, así como de un tweeter.

Puedes usar esta pantalla como sistema de expansión conectada a tu equipo ya existente (sólo tienes que mandarle una señal), o para llevártela junto con tu bajo y un previo externo a cualquier sitio.

La mayoría de pantallas autoamplificadas del mercado tienen un simple control de volumen, pero la D-Bass 115X de Roland tiene además del volumen general, un selector de modo Full Range/Subwoofer.

Si eliges el modo Full Range, la pantalla reproducirá todas las frecuencias de las que es capaz, desde los graves más bajos hasta las frecuencias más altas. En ese caso, un control de volumen del tweeter te permite ajustar el volumen de agudos general, o incluso elimimar totalmente el tweeter para un sonido más tradicional (en ese caso el 15" llegaría hasta unos 2000 kHz)

Sin embargo, si lo que quieres es que la D-Bass 115X actúe como refuerzo de sonido para otro combo, y sólo quieres que dé graves, cambia al modo Subwoofer, y elige la frecuencia hasta la que quieres que llegue, desde 60 Hz a 240Hz.

Al igual que los combos de la serie D-BASS de Rolan, la pantalla autoamplificada 115X también se beneficia del uso de la tecnología FFP, una tecnología propia de la marca que básicamente analiza la señal entrante en todo momento y adecúa el movimiento del altavoz a esa señal para un óptimo funcionamiento. Esto se traduce en una mayor eficiencia del altavoz y de la sensación de volumen percibida.

En resumen, demasiadas cosas interesantes como para dejarlas pasar. Tienes que probarla. Sin duda te va a sorprender.

Además de esta pantalla autoamplificada, en esta misma serie tienes un combo de 2x10" y otro de 1x15". La pantalla 115X sería un complement ideal para cualquiera de ellos.

¡Enhorabuena, Roland!

Roland D-BASS 115X

Roland D-BASS 115X
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 1 más 4? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador