El bajo que tenemos aquí representa la versión de Fender de lo que se ha dado en llamar el "Super Jazz Bass". Esto no es ni más ni menos que el térnino acuñado por otras compañías para denominar su versión de Jazz Bass "renovado y mejorado".

Está claro que si hay en el mundo una marca clásica esa es Fender. Al fin y al cabo fue Fender quien creó el bajo eléctrico en 1951. Por ello, mientras otras marcas se afanaron desde los años 70 en "mejorar" el bajo eléctrico, creando nuevos instrumentos con más cuerdas, electrónica y maderas eotxícas, Fender siempre prefirió mantenerse fiel a sus diseños originales, fundamentalmente el Precision y el Jazz Bass.

Con la llegada desde finales de los 70 de los sintetizadores, muchos bajistas empezaron a ver cómo peligraba su puesto de trabajo. Los sintes sencillamente producían sonidos poderosos, alcanzaban notas en un registro al que no llegaba un bajo habitual, y además parecían encajar mejor dentro de esa música un tanto fría. Ante esta situación adversa, algunos luthiers empezaron a desarrollar ideas como añadir cuerdas (sobre todo el Si grave), mejorar pastillas (más silenciosas) y aumentar la versatilidad de los instrumentos dotándoles de un circuito activo que permitía obtener más sonidos que nunca. Afortunadamente, no sólo no cayó en desuso el bajo eléctrico, sino que con todos estos avances el bajo dio un salto en su evolución y desarrollo, llegándose a perfeccionar en todos sus sentidos hasta llegar al nivel actual.

Por otro lado, es cierto que Fender a lo largo de estos 60 años de existencia ha pasado por épocas de todo tipo, algunas mejores que otras. Esto dio pie a que sirgieran luthiers y pequeñas marcas que en su día llevaron el nivel del Jazz Bass hasta donde Fender no había llegado, no sólo dotándole de nuevas características y especificaciones (sobre todo circuitos activos), sino llegando a unos niveles de calidad que superaban con creces a los propios bajos Fender de la época. Así nacio el concepto "Super Jazz Bass".

Seguramente sabrás que Fender se encuentra estos años en uno de sus mejores momentos como marca a todos los niveles (calidad, innovación, detalles, recreación de modelos clásicos, etc.), así que desde Fender Custom Shop han pensado: ¿por qué no hacer nosostros ese Super Jazz Bass que la gente demanda, pero manteniendo la esencia del original? Pues bien, bienvenidos a la serie Custom Classic.

Comparado con un Jazz Bass de toda la vida, los Custom Classic destacan inicialmente por un cuerpo ligero con los contornos más marcados y los cutaways más profundos para facilitar el acceso al traste 21

Los avances continúan en la sección de eléctrónica, incorporándose las pastillas más avanzadas de Fender: las Noiseless. Estas pastillas usan el concepto "stack" de doble bobinado, donde una bobina se situa sobre la otra, pero haciendo que sólo suene la de arriba (la que se ve). El resultado es una pastilla de sonido Single Coil absolutamente clásico, pero con el comportamiento de una humbucker, o sea, sin ruido.

Para conseguir la pegada y la versatilidad que se busca en este tipo de bajos, Fender ha diseñado un circuito activo de 3 bandas con controles de realce y recorte de Graves, Medios y Agudos.

El puente permite encordar del modo tradicional o a través del cuerpo, de modo que puedes elegir si quieres un sonido con un ataque más pronunciado o con más sustain y cuerpo.

De un modo muy acertado a nuestro juicio, Fender ha mantenido la estética de un Jazz Bass de los de siempre, con un guiño Vintage en forma de las incrustaciones de bloque del diapasón y el golpeador de concha. El jack de salida se ha desplazado a un lateral, de modo que a simple vista no hay más potenciómetros ni controles de lo estrictamente necesario (los controles de Graves y Agudos se montan en un potenciómetro doble).

El acabado del mástil en Uretano satinado es uno de los más cómodos que hemos probado últimamente, y hace la doble función de aportar protección al mástil a la vez que facilita la ejecución.

Al enchufar el bajo sólo podemos constatar que Fender ha acertado plenamente en su objetivo de crear un Jazz Bass que mantiene una buena parte del sonido Fender, pero con un punto extra de nivel de salida y pegada. La EQ resulta ser realmente efectiva, ya que cada una de las 3 bandas se ha diseñado para hacer su trabajo de la forma más eficaz y musical posible. Así pues, los graves se han centrado en 30 Hz (una frecuencia más baja de lo habitual), aportando una solidez en las frecuencias fundamentales que llenan de un modo increíble esa zona del espectro, sin llegar a enturbiar nunca el sonido. Por contra, la frecuencia de medios elegida de 1 kHz es más alta de lo habitual, lo cual permite recortar los medios más nasales para obtener (si es lo que buscas) el típico sonido de slap en onda "scooped" (hueco, sin medios). Los agudos se encargan de aportar un brillo extra para las técnicas más modernas, pero también se muestran realmente útiles al recortar, permitiendo obtener un sonido quasi vintage en este instrumento, lo cual dobla la versatilidad del mismo.

El resultado es un bajo de aspecto clásico pero con prestaciones modernas. Esto significa que ya no tienes que renunciar a un Fender para tener todas las prestaciones de un bajo activo de gama alta.

Fender Custom Classic Jazz Bass #1

Fender Custom Classic Jazz Bass #1

Enlace web www.fender.com

Fender Custom Classic BLK Pala -
Fender Custom Classic BLK Pala
Fender Custom Classic BLK Pala detras -
Fender Custom Classic BLK Pala detras
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 10 menos 1? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador