Cuando a Leo Fender le diagnosticaron una enfermedad terminal, decidió vender su propia compañía a la CBS para que no se perdiera su legado de instrumentos y amplificadores. Una vez que constató que se trataba de un error médico (vivió unos 30 años más), decidió crear la compañía Musicman a principios de los 70.

Leo no era músico, pero sí uno de los inventores más grandes que ha visto el mundo de la música (el caso de Ned Steinberger es bastante similar), y lo primero que hizo con su nueva compañía fue crear un bajo eléctrico actualizado y mejorado sobre su propio Precision Bass del 51. Las dimensiones del mástil y cuerpo recordaban al P Bass, pero la electrónica sufrió un avance considerable: una sola pastilla doble con imanes de alnico situada en el "sweet spot" se encargaba de entregar un sonido poderoso, con una pegada y cuerpo increíbles. Hay que recordar que este bajo nació cuando la técnica del slap se estaba empezando a hacer popular y dominaba las pistas de baile. Otro avance importante fue que este se convirtió en el primer bajo activo del mundo, incorporando un ecualizador de 2 bandas que hacía que el bajo fuera más versátil y ganara en pegada.


En 1982 Leo Fender decidió vender Musicman a Ernie Ball, que es quien ha comercializado y constrído estos bajos hasta hoy, y además ha sacado al mercado nuevos modelos como el de 5 cuerdas, el Sterling de dimensiones más reducidas, el radical Bongo, los nuevos Stingray de 2 pastillas, etc.

Este modelo concreto es un Stingray de 4 cuerdas con ecualizador de 3 bandas. Los extras que tiene sobre un modelo normal son: 3 bandas de EQ, golpeador nacarado y color Cherry Sunburst.


Sin duda, se trata de uno de los bajos más clásicos e imitados de la historia, y como suele pasar en estos casos, se ha usado para todo tipo de estilos. Se suele relacionar el Stingray con el slap gracias al trabajo primero de Louis Johnson y más tarde de Flea de los Red Hot Chilli Peppers, pero lo cierto es que es un bajo que ha encontrado su hueco de mercado, ya que en lugar de imitar a otros bajos, su sonido único y característico, con esos medios agudos tan reconocibles han hecho que cantidad de bajistas, productores y técnicos lo prefieran sobre otros bajos.

Este es un bajo usado, en excelente estado (sólo algunas pequeñas marcas estéticas). Se entrega con cuerdas nuevas, ajustado, y con su estuche original en perfecto estado.


Musicman Stingray

Musicman Stingray
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 10 más 4? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador