Incluimos aquí la Review que hemos hecho de este producto para la publicación Bajos y Bajistas, concretamente para el número 58 correspondiente al mes de Diciembre de 2020.

Puedes descargarte la revista de forma gratuita en este enlace: https://www.bajosybajistas.com/revistas/revista-numero-58/

 

EBS Stanley Clarke Acoustic Preamp

Cada vez que sale al Mercado un producto de los suecos EBS asistimos al nacimiento de una herramienta realmente bien pensada para los bajistas y que es fruto de un importante trabajo de investigación, diseño y desarrollo. Este Acoustic Preamp que hoy analizamos para Bajos y Bajistas no es una excepción. Se enmarca además dentro de esos raros productos que EBS desarrolla en combinación con un artista como ya han hecho anteriormente con Billy Sheehan. En este caso la colaboración ha sido con el excelso bajista y contrabajista estadounidense Stanley Clarke. Stanley Clarke tiene una abultadísima trayectoria profesional ya que desde comienzos de los 70 apenas ha dejado de estar en primera línea de la industria musical, ya sea como bajista o contrabajista junto a los más grandes músicos del planeta, como en su faceta de compositor de bandas sonoras y música para producciones audiovisuales de primer orden en L.A. Si bien a todos nos viene una imagen de Stanley Clarke pegado a su bajo eléctrico Alembic “Brown Bass”, lo cierto es que su faceta de contrabajista no es menos impresionante. Su tremenda habilidad técnica con este instrumento (que parece tocar como si fuera un bajo eléctrico en ocasiones) es fruto de una sólida formación clásica, un estudio intenso de toda la tradición del jazz y su propio enfoque sobre lo que esperamos obtener a partir del hermano mayor de la familia del violín. Si eres contrabajista (ya sea a tiempo total o parcial), habrás comprobado lo difícil que resulta amplificar este instrumento en condiciones. Más a menudo de lo que nos gustaría acabamos obteniendo un sonido poco natural, no muy agradable y además con problemas de acoples difíciles de solucionar. Afortunadamente en estos últimos 5-10 años han salido al mercado un montón de herramientas tanto en forma de pastillas como previos y amplificadores específicos para contrabajo que han venido a solucionarnos la vida a quienes nos dedicamos a cargar con este instrumento arriba y abajo. El EBS Acoustic Preamp, como su nombre indica, es un previo y nos permite tratar del mejor modo la señal que viene desde nuestro instrumento, ya sea desde una pastilla, un micro o ambos a la vez.

El chasis para esta unidad es exactamente el mismo que el del afamado previo para bajo eléctrico EBS  MicroBass III pero con algunas conexiones y controles añadidos y adaptados para la funcionalidad que se requiere en este caso. Torsten La forma más habitual y cómoda de amplificar un contrabajo es usando una pastilla como la Fishman Full Circle, David Gage The Realist o Soundclip, Schertler, Shadow, etc. La naturaleza de los sistemas piezoeléctricos hace que tengan una impedancia muy alta, normalmente en torno a 3-5 Mega Ohms. La mayoría de los amplis de bajo tienen entradas que admiten hasta 1 Mega Ohm, de modo que al conectar ahí una pastilla piezo se produce una falta de correspondencia de impedancias, lo cual hace que se pierda información y obtengamos un sonido delgado y nasal nada agradable. El EBS Acoustic Preamp tiene entradas que admiten hasta 10 Mega Ohms, así que la correspondencia está asegurada, pudiendo disfrutar de todo el rango de frecuencias que nuestra pastilla en concreto puede entregar. Si usas una pastilla piezo entonces deberás conectarla al Canal A. Aunque la mayoría de estas pastillas son pasivas, si tu pastilla necesita alimentación de 9 Volts (electret), hay un switch para aportar el voltaje necesario para que funcioe. Este Canal A cuenta con EQ de Graves y Agudos tipo Shelving sobre 40H y 10kHz respectivamente, con un rango bastante amplio (+-15 dB’s)  así como medios semiparamétricos que permiten actuar en frecuencias que van de 70 hz a 2.5 kHz. Pero el control que más práctico nos ha parecido es el llamado Filter, que en realidad te ofrece dos posibilidades: por un lado tenemos un filtro Pasa Altos (HP) que elimina las frecuencias que se encuentran por debajo del punto que elijas entre 20hz y 450Hz o bien puede usarlo como un filtro tipo Notch que elimina exactamente una frecuencia concreta que puede ser la que nos esté dando problemas, contando con un barrido de frecuencias que va de 70 Hz a 2.2khz. Por último, contamos con un control de cambio de fase, ideal para eliminar también acoples en determinados recintos. Sinceramente, con todas estas herramientas puedes atajar de raíz los problemas de acoples en las situaciones más adversas. Lo mejor de todo es que la EQ funciona de maravilla y una vez controlas los acoples con el filtro HP ó Notch y el cambio de fase, puedes usar la EQ de forma musical para obtener el sonido que realmente quieres. El Canal B es idéntico al A y te permite conectar otra pastilla para tener un sonido diferente como por ejemplo una pastilla magnética como Krivo o Schaller  instalada al final del diapasón).

El inteligente sistema de conmutación de entradas del EBS Acoustic Preamp hace que puedas usar una pastilla u otra pisando el interruptor A/B o bien combinar las dos al activar un interruptor lateral, de modo que puedes experimentar y conseguir un sonido donde cada pastilla aporta lo mejor de sí misma sonando a la vez. Tú eliges. Pero lógicamente si lo que quieres es conseguir el sonido más absolutamente natural en un contrabajo, nada como un buen micro, ya sea el típico DPA 4099 de pinza, un Electro Voice RE-20 Audix ADX-20iP o incluso un SM58 envuelto en un trapo y colocado debajo del puente. Es cierto que la tendencia de un micro a acoplarse siempre va a ser mayor que la de una pastilla, pero de nuevo el control Filter (ya sea en posición High Pass ó Notch) te va a resultar tremendamente útil. Un interruptor nos permite elegir que este Canal B funcione con la entrada de Jack lateral (para pastilla) o la entrada XLR alojada en la parte posterior. Por cierto, si usas un micro de condensador no tienes que preocuparte porque la entrada de micro proporciona la alimentación phantom 48 Volts que tu micro necesita. Contamos con un interruptor Mute (ideal para afinar usando la salida Tuner), salida Balanceada XLR para mesa y no balanceada para nuestro ampli así como un envío y retorno de efectos.

 

EN USO

Conectar las fuentes de sonido, ya sean pastillas o micro, no podría ser más sencillo. Un indicador de Pico de entrada nos facilita ajustar el control de Ganancia en la posición óptima. Así mismo tenemos un control de pico Post que nos advierte por si nos hemos pasado con la EQ y hemos aumentado demasiado la señal de los canales antes del Master. En menos de 5 minutos tenemos todos nuestros niveles ajustados de modo perfecto y ya percibimos un sonido muy natural que promete mucho. Sin duda, las entradas de 10 Mega Ohms juegan un papel crucial a la hora de mantener la integridad de nuestra señal. Hemos podido usar el Canal A con diferentes contrabajos equipados con pastillas tan distintas como Fishman Full Circle, David Gage Realist copper, Shadow y Schertler. Cada una de estas pastillas tiene su propio carácter pero lo bueno es que con este previo hemos podido sacar lo mejor de cada una. Por ejemplo a la Fishman le suele venir bien un ligero recorte de medios-agudos mientras que a la Realist lo que le sobran son graves y medios graves y quizás le falta un punto de agudos. En todos los casos la EQ del previo EBS ha hecho su labor a las mil maravillas, pero lo mejor ha sido cuando hemos subido el volumen del ampli, ya que al empezar a aparecer los inevitables acoples nos hemos librado de ellos en un momento usando el Filtro y el control de Fase. Con un contrabajo que monta una Fishman en el puente y una Krivo magnética al final del diapasón hemos hecho la prueba de conectar una pastilla a cada canal y la verdad es que nos ha encantado la posibilidad de mezclarlas o de pasar de una a otra. La Fishman sin duda es la que suena más natural, pero era muy curioso cambiar a la Krivo y ecualizarla para que prácticamente sonara igual que un bajo fretless o bien ese sonido solista de Niels-Henning Ørsted Pedersen. La mezcla de estas dos pastillas, ajustando un poco la EQ y los niveles, nos ha permitido obtener un sonido bastante acústico pero con la pegada y presencia de un bajo eléctrico y con la posibilidad de usar el contra en un escenario grande y un ampli a todo volumen, increíble. La prueba de fuego ha venido al conectar un micro, en este caso un DPA4099. Aquí hemos tenido que hacer un uso intensivo de la EQ para controlar los acoples.

Si estás en una situación donde no requieres mucho volumen (jazz, folk, música acústica en general), el previo EBS puede ser tu gran aliado para controlar desde tu posición el sonido de micro que le mandas al técnico. Si quieres usar el micrófono en una situación musical donde necesitas más volumen de escenario entonces lograrás los mejores resultados usando una pastilla en el canal A y el micro en el canal B. En las pruebas que hemos hecho hemos podido disfrutar de un sonido diríamos que perfecto mezclando la pastilla Fishman Full Circle en el canal A y el micro DPA 4099 en el canal B. Aquí el truco consiste en recortar las frecuencias graves del micro con el Filtro Pasa Altos (todo lo que está por debajo de 200Hz se hace problemático a cierto volumen) y quizás recortar un poco los agudos de la pastilla, de modo que tenemos al micro aportando el detalle de la madera y el realismo del sonido (fundamental al usar el arco, por cierto) mientas que la pastilla se encarga de reproducir las frecuencias fundamentales de las notas sin generar problemas. Sencillamente perfecto. Por si todo esto fuera poco, aún hay más usos interesantes para esta maravilla. Si usas un contra con una sola pastilla piezo (y esto es lo que ocurre el 90% del tiempo) y en tu repertorio tienes que usar el arco, sabrás que es imposible que la EQ que funciona para pizzicato te vaya a servir para conseguir un buen sonido de arco. Pues bien, en ese caso sólo tienes que conectar la pastilla a la entrada del Canal A (sin conectar nada a la entrada del Canal B), optimizar la EQ para pizzicato. Luego sencillamente cambias al Canal B y haces los ajustes necesarios en volumen y EQ (por ejemplo activando el Filtro HP en 100-120 Hz y recortando un poco los medios agudos en torno a 900k) y voilá, sonido perfecto de arco. El que escribe este artículo ha pasado muchísimas horas intentando conseguir algo similar usando diferentes previos y pedales de EQ para al final conseguir un sonido menos satisfactorio que el que he podido obtener con el previo EBS Acoustic Preamp en 2 minutos. Impresionante.  

Un as debajo de la manga que se guarda este Acoustic Preamp es la posibilidad de usar el Canal A para la pastilla de tu contrabajo y el Canal B para tu bajo eléctrico. Esto es una auténtica maravilla para los que habitualmente nos movemos con dos instrumentos ya que puedes por fin cambiar de uno a otro y tener siempre el mejor sonido y el volumen exacto en cada instrumento. En ese caso la señal de tu bajo eléctrico entra en un previo de primera calidad con una EQ sensible y que te permite en un momento mantener el sonido fiel de tu bajo o bien llevártelo a un terreno mucho más potente, pero siempre sabiendo que al volver al contrabajo y activar el Canal A volverás a tener el mejor sonido. El panel trasero aloja unas últimas sorpresas como son una práctica entrada Auxiliar y una salida de auriculares así como sendos conmutadores que actúan sobre la salida balanceada en XLR: uno para levantar la tierra en caso de que haya ruidos en la sala y otro para activar una simulación de altavoz que recrea el sonido de una pantalla microfoneada, lo cual puede resultar cuando pases de contrabajo a bajo, por ejemplo.  

 

CONCLUSIÓN

Da gusto cuando una marca tan profesional se alía con un músico de la talla de Stanley Clarke para traer al mercado un producto que sin duda va a solucionar la vida de muchísimos contrabajistas, todo ello en una unidad compacta, robusta, muy bien pensada y que considerando todo lo que hace, sale al mercado con un precio fantástico. Hay otros productos que hacen funciones similares como pueden ser el Acoustic Image Flex 2 o el Grace Design FELiX pero suponen un desembolso mucho mayor que nos parece innecesario. Por ponerle una pega (por aquello de que la perfección no existe), creemos que habría sido práctico integrar un afinador en la unidad que se activara al pisar el pedal Mute, pero si esto es todo lo que se nos ocurre objetar después de unas pruebas intensas de varios días y conociendo nuestro nivel de exigencia, ya habrás adivinado que este previo nos merece una calificación de 10. Súper recomendado. 

EBS Stanley Clarke Acoustic Preamp

Disponibilidad: green

Ecualización: Independiente por canal
Otras prestaciones: Dos canales para bajo y contrabajo o bien pastilla y micro
Salida de grabación/mesa: Sí, Balanceada
Nuestro precio €
390,00 €

  · Costes de envío

Cantidad

EBS Stanley Clarke Acoustic Preamp
COMENTARIOS