Aunque la mayoría de vosotros conoceréis a Pino Palladino por su excelente trabajo con el fretless (un Musicman del '79) en los míticos LP's de Paul Young y Chris de Burgh, en realidad este galés tiene un curriculum absolutamente impresionante como bajista de estudio desde principios de los 80 hasta hoy día.

En la actualidad Pino alterna su trabajo con The Who, Jeff Beck, Eric Clapton, etc.

Más detalles sobre Pino Palladino: http://www.pinopalladino.com/

Entre su arsenal de bajos, uno de los que más ha usado (sobre todo en estudio) es su Precision Bass del '62, y ese es el bajo en el que se basó el departamento Custom Shop para hacer su modelo signature.

Con un cuerpo de álamo muy ligero acabado en Rojo Fiesta sobre Desert Sand y un mástil de arce en forma de "C" con diapasón de palosanto de la India, este bajo tiene un aspecto clásico absolutamente innegable.

Para completar el aspecto Vintage, este bajo viene con el acabado "Relic" que simula el desgaste producido por los años, con los típicos arañazos y pequeños golpes, herrajes oxidados y partes de plástico desgastadas. Desde luego, los acabados "Relic" son un gran tema de conversación, y aunque te pueda parecer algo absurdo, lo cierto es que cuando te cuelgas un bajo como este tienes la sensación de estar tocando un instrumento con más de 40 años. Dejando aparte el tema estético de los golpes y arañazos, tenemos que decir que una ventaja obvia del acabado Relic es que el desgaste (simulado) del mástil hace que sea mucho más cálido y agradable de tocar que cualquier bajo nuevo. El mástil de arce parece oscurecido por el uso, pero es que además tiene un tacto increíblemente suave, como cuando tocas un Fender de hace 30 años o más que se ha usado intensivamente. Los trastes finos estilo Vintage facilitan enormemente los desplazamientos por el mástil, y en combinación con las cuerdas Thomastik lisas de serie, hacen que pese al cierto grosor del mástil, sea realmente fácil de tocar, invitando a largas sesiones.

Es más, parece haber un efecto psicológico a la hora de tocar este bajo, que es idéntico a cuando tocas un instrumento Vintage auténtico. Es difícil de explicar, pero es algo que está ahí y se nota nada más coger el bajo. Está claro que a todos nos gustaría encontrarnos con un Precision de esa época original y en buen estado, pero eso además de ser casi imposible, te puede suponer una cantidad de dinero exorbitada, ya que el valor de los instrumentos Vintage ha ido subiendo más y más en estos últimos años, fundamentalmente por efecto de los coleccionistas (casi siempre japoneses) que se dedican a comprarlos para especular con su valor y sacarlos al mercado años más tarde ganando sumas enormes de dinero. Eso hace que el precio que se pide hoy día por un bajo anterior a la década de los 70 sea absolutamente injustificado y no tiene ninguna relación con la calidad del instrumento en sí.

Por eso nos gusta tanto esta serie de bajos. Por unos 3000€ puedes hacerte con un bajo con el sonido y el tacto auténtico de un Precision del '62, pero pagando lo justo, y además evitando el riesgo de problemas en el mástil o incluso de estafas (instrumentos con partes cambiadas o incluso falsificaciones).

El sonido del bajo sólo se puede descrtibir como absolutamente clásico, dulce y potente. El nivel de la pastilla split es sorprendentemente alto, incluso más que el de muchos bajos activos (lo cual demuestra que la convención "Activo/Pasivo" que usan la mayoría de los amplis es solo eso, una convención que muchas veces no se ajusta a la ralidad). Si piensas que un Precision da poco juego por llevar sólo una pastilla, te vas a sorprender al probar este bajo. El más mínimo cambio en la técnica de ejecución se traduce en un cambio de timbre notable, pero lo cierto es que hay dos características que no se pierden nunca: el cuerpo y la definición. Si estás haciendo una línea de Rock con púa, tendrás un sonido potente, pero si en ese momento tocas un acorde, incluso en el registro más grave, te sorprenderás al distinguir cada nota del acorde con una definición más allá de lo habitual. Nada mal, considerando que es un Precision...

Otra sorpresa son las cuerdas: con las Thomastik planas de serie, el bajo tiene un sonido y un tacto tan suave que sencillamente no puedes dejar de tocarlo. Con dedos el sonido es cálido y profundo, pero es que además este bajo tiene uno de los mejores sonidos con púa que hemos oído nunca. Con cuerdas entorchadas normales el bajo gana en garra, pero el sonido nunca llega a ser metálico. De nuevo, remarcamos que si piensas que un bajo con cuerdas lisas es poco versátil, es porque no has oído este.

Incluso el slap suena de un modo que hace que ciertas líneas habituales cobren una nueva vida.

Si llevas tiempo buscando un buen Precision, te aseguramos que este es el mejor que hemos tenido hasta ahora, y si nunca has usado un Precision porque lo considerabas poco versátil, tienes que probar este para comprobar que todo lo que tocas tiene otra dimensión, lo cual resulta totalmente inspirador. ¿Cuántas veces se puede decir eso de un bajo nuevo? Súmale a eso que el bajo es ligero como una pluma, y llegarás a la misma conclusión que nosotros: "CUIDADO, SI TOCAS ESTE BAJO UNA VEZ, YA NO PODRÁS DEJAR DE HACERLO".

Fender Pino Palladino P Bass

Fender Pino Palladino P Bass

Enlace web www.fender.com

Palladino Apoyadedos -
Palladino Apoyadedos
Palladino detrás -
Palladino detrás
Palladino Pala -
Palladino Pala
Palladino pala detrás -
Palladino pala detrás
Palladino pastilla -
Palladino pastilla
Palladino Puente -
Palladino Puente
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 9 más 5? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador

« Fender 64 Jazz Bass Closet Classic Epiphone EB-3 Cherry »